Un diente enfermo amenaza todo el organismo – Dr. Vicente López Martín

Un diente enfermo amenaza todo el organismo – Dr. Vicente López Martín

Es de gran importancia tener los dientes y las encías sanas. No somos conscientes de las consecuencias que pueden tener las complicaciones infecciosas de la caries y la enfermedad periodontal. Solo nos acordamos cuando nos duelen los dientes o las muelas o sangramos por las encías. Una vez que nos dejan de doler o dejamos de sangrar nos despreocuparnos sin saber que sin ser tratados las complicaciones son mayores.

La presencia de flemones, fístulas o úlceras siempre son motivo para acudir al especialista que debe diagnosticar de donde proceden y tratar ese foco e impedir que se puedan afectar otros órganos.

-A veces nos salen calvas localizadas en la cuero cabelludo o en la barba; en muchas ocasiones, la causa puede estar en un diente enfermo.

-Si tenemos dolores articulares y musculares sin encontrar la causa y sospechamos que algún diente o nuestras encías no están bien, debemos hacernos un chequeo bucal, incluida una ortopantomografía.

-Otras veces tenemos problemas con la vista. Se ha demostrado su estrecha relación con la patología dental.

-En fin, sabemos que el corazón, los pulmones y el aparato genitourinario pueden afectarse por tener un foco de infección dental o gingival.

La Organización Mundial de la Salud advierte de las complicaciones de un diente enfermo y advierte de su relación con otras enfermedades. Este es un tema al que no se le da la importancia que se merece tanto desde el punto médico como odontológico. Las dos enfermedades más importantes de los dientes son la CARIES y la ENFERMEDAD PERIODONTAL (ambas de etiología bacteriana). Si no se tratan adecuadamente se  complican y pueden ser focos de infección primaria o focal. La infección focal se caracteriza por la presencia de un foco séptico primario, que puede localizarse en la región dental e irradiarse a otras partes dístales o sistémicas, lo cual impone diagnosticarla adecuada y oportunamente para poder tratarla y suprimirla.

De esta manera, un proceso infeccioso crónico, frecuentemente localizado en la región dental, produciría una manifestación metafocal, lo cual es un auténtico cuadro patológico a distancia. Estos síntomas y signos suelen observarse con mayor frecuencia en las regiones ocular (uveítis, queratitis, conjuntivitis y otros), articular (reumatismos articulares) y cardíaca (endocarditis subagudas), en el sistema hematológico (anemias y leucopenias) y en otras áreas anatómicas.

Lesiones que pueden originarun foco primario en la cavidad bucal:

-Afecciones pulpares
-Granuloma periapical
-Quiste periapical
-Enfermedad periodontal
-Pericoronaritis
-Infección alveolar residual.
-Imágenes radiográficas

sugestivas de infección focal:

-Imagen de lisis alveolar
-Imagen de lisis o condensación radicular
-Imagen de condensación ósea perirradicular.

Las manifestaciones a distancia de un foco primario de origen odontógeno pueden ser:

-Endocarditis bacteriana: las bacterias pasan al torrente circulatorio y pueden producir una endocarditis bacteriana en pacientes con enfermedades valvulares previas.
-Artritis reumatoide y fiebre reumática: La artritis reumatoide es de causa desconocida. Las personas que la padecen, poseen un alto título de anticuerpos para los estreptococos beta hemolíticos del grupo A.

-Sistema nervioso central: Los abscesos cerebrales pueden originarse por una bacteriemia transitoria.

-Enfermedad genitourinaria: La vía de transmisión suele ser a través de hematina por embolización. Todo parece indicar que las infecciones bucales aumentan la predisposición a padecer nefritis, pielitis,
cistitis, prostatitis y abscesos renales.

-Enfermedad pulmonar: Los émbolos sépticos inducidos por infecciones odontógenas pueden originar diferentes procesos patológicos en los pulmones, puesto que son los siguientes, después del corazón, en absorber los gérmenes patógenos bucales.

-Enfermedades de la piel: Las más frecuentes son las relacionadas con alteraciones del cuero cabelludo, sobre todo la alopecia areata. Esta pérdida del pelo también puede manifestarse en la barba, el bigote
y las cejas.

-Enfermedad oftálmica: La más común es la iridouveítis; aunque también pueden aparecer retinopatías, alteraciones secretoras lagrimales y glaucoma.

CONCLUSIÓN: Ante la sospecha de una enfermedad focal de origen dentario, se procederá, primero al diagnóstico correcto (ortopantomografía, Rx periapicales, TAC, biopsia…) y posteriormente al tratamiento
del foco odontógeno primario para solucionar el problema al momento, después se requerirá una terapéutica específica (consistente en eliminar dicho foco sin afectar el diente; pero si esto no es posible,
se procederá a la extracción la pieza dentaria causante del proceso séptico).

Dr. Vicente R. López Martín

Comments are closed.